DEBUT INDIVIDUAL DE ESPAÑA EN EL MUNDIAL DE SOFÍA 2018

Hoy se abría la competición más esperada del año para el mundo de la gimnasia rítmica y lo hacía con los ejercicios de aro y pelota. A España le tocaba hoy salir con los ejercicios de aro y las tres representantes españolas han salido a defender sus ejercicios.

Maria Año, brillante estreno como senior internacional

María Año, la más joven de las tres, abría la tanda de España jugándose su actuación a un único pase, ya que solo nos representa con el ejercicio de aro. Difícil situación, estrenarse en un mundial de esta envergadura y salir la primera de las tres compañeras de hoy.

 

Pero…. ¿a quién no se le ponen los pelos de punta cuando escuchamos como su música dice “gira el mundo gira…” y nuestra fantástica y joven María nos deleita con un giro de pierna cogida atrás con un eje maravilloso?? ¡Eso es arte!

 

Una primera mitad muy bonita, sentida y con una gran ejecución y es que María en esos instantes llenaba ella sola el tapiz con gran seguridad mientras un pabellón en silencio dejaba que viéramos la belleza de su composición… Se acerca el final y en un riego suprime la recogida para asegurarse que el aro no toca el suelo y repite la misma decisión en una maestría, pequeños detalles que no afectan al desarrollo del ejercicio pero que deja escapar pequeñas décimas de bonificación. Finalmente, y con su templanza, el último aro va lanzado más atrás de lo que ella deseaba, pero rectifica la recogida y en vez de suprimirla, realiza una nueva recogida, pero con el mismo valor de bonificación original. ¡Bravo María, eso es reaccionar! Rara vez los ejercicios de rítmica son perfectos, así que hay que estar ahí y defenderlo como tú lo has hecho, con gran inteligencia.

«Con tan solo 9 años afrontaba situaciones

con gran valentía»

Recuerdo cuando María era pequeña en el campeonato de España individual de 2012 celebrado en Logroño y como el sorteo hizo que en las finales por aparatos María fuera la última en actuar con un aparato y la primera en el siguiente. Con tan solo 9 o 10 años afrontó aquella situación con la mejor de sus sonrisas y la ayuda de su entrenadora Manola esperándola tras el biombo para que se cambiara el maillot y saliera de nuevo. Ahí vi desde la grada que esta niña tenía un ángel que le hacía especial.

Nuestra gran Sara Llana

Le toca el turno a Sara Llana, la segunda gimnasta española en salir, Sara es ya una gimnasta experimentada a nivel internacional. Un ejercicio muy dulce –como nos tiene acostumbradas– y con muchos detalles expresivos y artísticos.

 

Los ejercicios de Sara Llana y en concreto el aro y la pelota tienen un gran valor de dificultad. Cada recogida es arriesgada y complicada al mismo tiempo y en ellas no le ha temblado el pulso a Sara. Sin embargo, un riesgo a mitad del ejercicio no estaba lanzado del todo correcto por lo que Sara ha tenido que modificar su trayectoria corporal un poco para poder prepararse para su recepción, finalmente no ha sido posible y el aro ha rozado el suelo. Este ha sido el único fallo de Sara en el ejercicio de aro, pero le quedan otros 3 ejercicios por delante para culminarlos perfectamente.

 

Sara es una gimnasta con un carisma único y muy agradable en el tapiz, con unas condiciones de flexibilidad muy bien trabajadas que saltan a la vista en cada elemento que realiza. Además, en estos últimos meses previos y preparatorios para el mundial Sara ha mejorado mucho la técnica de giro, que ya era buena de por sí, ¡pero ahora se ha convertido en una de sus virtudes más reseñables!

Polifacética Polina, una vez más

Y por último llegó el turno de Polina Berecina, la gimnasta más mayor de nuestras individuales y la que más tiempo lleva representando a España a nivel internacional. Cada vez que veo este ejercicio, me pregunto ¿QUIÉN LO HA MONTADO? ¡¡Quien haya creado este ejercicio, es una artista!! Cada cambio de música, cada arpegio, cascabel, ritmo, está perfectamente pensando y plasmado en una idea guía. Pero sin duda mi momento preferido es cuando la música dice: “stop…. I wanna dance” (para, yo quiero bailar) y nuestra Polina frena frente al público comienza una serie de pasos de danza con elegancia, seguridad y aplomo. Sencillamente fantástico.

Muchos detalles ocultos son los que esta composición sea única. Polina además lo ha ejecutado realmente bien tanto a nivel corporal como técnico, sin caídas ni imprecisiones. Es una gimnasta con muchas tablas y gran seguridad, algo que llega a transmitir al público mientras ejecuta su composición. Enhorabuena Polina por este primer ejercicio.

Por Silvia Uhalte

Post a Comment