a

Nuestra amiga la maleta

Nuestra amiga la maleta, con sus indispensables materiales para un buen entrenamiento

 

Para cada entrenamiento es necesario que la gimnasta vaya bien equipada, con los materiales necesarios para su realización. Es por ello que se tiene que preparar conociendo cuales son los elementos indispensables, para que no se olviden nada. Se va a dar una serie de ítems e información para que se conozca la relevancia de los materiales, cómo elegirlos y por qué son imprescindibles.

Sin embargo, antes de comenzar hablar de los materiales es fundamental que se tenga claro que todas las gimnastas deben de ser responsables de sus mochilas y que en ellas vaya lo necesario. Con ello comenzamos a educar desde casa, haciéndoles participe en su educación. Le damos una cierta autonomía, que con la edad, cada vez será mayor. Cuando son pequeñas hay que ayudarles hacer la maleta, pero eso no significa que un adulto se la haga. De ese modo se evitarán comentarios tales como: “a mi padre se le ha olvidado meter el agua en mi mochila”. La gimnasta es la que va a realizar la actividad y dentro de ésta, una de las primeras tareas a realizar y aprender por parte de las practicantes, es ser responsables de venir bien equipadas. Así los entrenadores deberían de dar pautas los primeros días y recordárselas a lo largo del curso para evitar despistes. Una vez dicho esto, a continuación, se va a enumerar y dar información sobre los materiales fundamentales para realizar un entrenamiento de gimnasia rítmica:

  • Indumentaria adecuada: ropa ajustada pero flexible, cómoda y transpirable. La necesidad de que las niñas lleven la ropa pegada al cuerpo es por el simple hecho de se les pueda apreciar, perfectamente y en cada momento, la posición del cuerpo y así definir los movimientos. Con la ropa holgada y ancha no se puede ver la colocación de la espalda de la gimnasta, si sus rodillas se encuentran estiradas… No permitirá a los entrenadores corregir posturas y errores corporales.

Puntualizar también la elección de la ropa en función de la época del año que se esté; en verano es necesario llevar el mínimo de ropa, sobre todo en los días más calurosos, para evitar el exceso de sudor y no promover la deshidratación. Así, a medida que vaya haciendo más frío, es recomendable ir jugando con las capas de ropa. Permitir a la gimnasta adaptar la ropa según la temperatura corporal, a medida que va aumentando con el ejercicio o bajando en la fase final de vuelta a la calma y estiramientos. Si fuese necesario en épocas de mucho frío, ir bien abrigadas con camisetas y mallas largas y ajustadas, los músculos durante el ejercicio se deben mantener calientes. Es importante entender que los músculos deben de tener una temperatura adecuada para ejercitarse y la relevancia que se produzca la termorregulación en el cuerpo con el sudor.

  • Agua: no puede faltar en ningún entrenamiento una botella de agua. Es vital para la gimnasta, como para cualquier deportista, estar bien hidratada antes, durante y después del ejercicio. La práctica deportiva aumenta la temperatura corporal y con ello la sudoración, y por lo tanto también aumenta la pérdida de agua corporal por dicha vía. Cuanto más larga e intensa sea la actividad, habrá una mayor deshidratación. No hay que esperar a tener sed para beber, ya que dicha sensación aparece después de haber comenzado el proceso de deshidratación por el cuerpo. Estar bien hidratado para un deportista es tan esencial, que el rendimiento va a depender en cierta medida de ello; si hay un balance hídrico bueno se evitará la fatiga, mareos y sensación de cansancio.

 

Así, el Instituto de Investigación Agua y Salud, aconseja las siguientes cantidades de agua que un deportista debe de ingerir, de forma general, para poder realizar la práctica deportiva sin deshidratarse:

  • Antes: 500 ml 1-2 horas previas
  • Durante: 100-200 ml cada 15-20 minutos
  • Después: alrededor del 150% del peso perdido

Por supuesto, estas son recomendaciones generales y cada deportista debe fiarse de su instinto. Así las gimnastas deben de conocerse, y los entrenadores dar pautas para cuándo poder beber agua, para evitar fatigas durante el ejercicio. Hay que tener en cuenta que la cantidad de agua que se necesita beber depende también, como se dijo anteriormente, de la intensidad y duración del ejercicio, además de otros factores como la temperatura externa, el nivel de entrenamiento, la indumentaria e inclusive la genética y problemas de salud de cada deportista. A más cantidad de sudor, más agua se debe ingerir. Pero siempre con control, sin excederse para evitar también la fatiga por exceso. Es mejor beber regularmente en cantidad pequeñas que mucho en ocasiones más esporádicas, tanto para el rendimiento como para la salud del deportista.

  • Punteras: es el calzado usado en la gimnasia rítmica, aunque durante los entrenamientos, en ocasiones, no es un material obligatorio, ya que se suelen usar también calcetines. Pero estoy segura que tarde o temprano no faltará en la maleta de una gimnasta. Ya que, a diferencia de un calcetín o de otro calzado, éste tiene unas propiedades especiales para el deporte. Las punteras cubren únicamente la punta del pie, zona de más contacto con el suelo, ya que las gimnastas suelen realizar muchos movimientos en relevé. Este calzado cubre las necesidades de la gimnasta de adherirse al tapiz (anti-deslizante) al realizar giros y equilibrios. Por su parte, cuando se realizan saltos, la punta del pie es la primera y la última zona en usarse, en el despegue y en el aterrizaje del mismo. Hay que tener en cuenta el material con el que se fabrica, que sea flexible y se adapte al pie, la parte que cubre del pie, la durabilidad… Hoy en día existe diversidad de modelos y marcas. La gimnasta será finalmente, a medida que pruebe, la que elija la marca y modelo que mejor se adapte a sus necesidades y gustos. Como matiz general, decir que es un calzado que debe estar ajustado al pie, para que no rompa la línea del empeine cuando el pie está estirado. Esto, además de su tonalidad característica de color carne, permitirá tener la sensación desde fuera que la gimnasta está descalza. Su fin de buscar estética a la vez que protege el pie. Es por ello que antes de comprar unas punteras es recomendable que la gimnasta se las pruebe, se sienta cómoda y que los entrenadores vean que le estiliza el pie. Es una material importante y que hay que saber elegir. Ante la duda de los padres al comprar éste, u otro material de rítmica, aconsejo preguntar a los entrenadores. Ellos guiarán, recomendarán tiendas y orientarán en los modelos y tallas que se adapten mejor al perfil de la gimnasta. Los entrenadores son los especialistas en la materia y velaran por el bien de la deportista y para que vaya bien equipada.
  • Gomas de pelo y pinzas: un elemento que no debe faltar en la maleta de cualquier gimnasta, ya que para la realización de este deporte se debe de venir con el pelo recogido. En función de los criterios de los entrenadores en forma de cola, moño, cola con trenza… Hay que intentar ir a los entrenamientos con el pelo lo más recogido posible; no significa que para ello se tenga que hacer perfecto, da igual las imperfecciones que pueda haber en el peinado, lo importante es que la gimnasta tenga la cara despejada y no le molesten los pelos al realizar los ejercicios. Sería de gran ayuda que desde pequeñas se les fuera enseñando a cogerse una cola, así poco a poco serán más autónoma y aprenderán a no depender de los padres o entrenadores para esa labor.
  • Zapatillas de deportes: aunque casi todo el entrenamiento se ejecuten lo ejercicios en el tapiz, en algunas ocasiones, y en especial en ejercicios de preparación física, se necesitará utilizar zapatillas deportivas para evitar lesiones y resbalones en otras superficies distintas al tapiz. Los tenis amortiguan el impacto de saltos y movimientos sin que se dañe el tobillo. Además, da adherencia al suelo. Importante tener unos tenis cómodos, flexibles, transpirables y adecuados a la actividad deportiva.

Además de estos materiales que no pueden faltar en la maleta de una gimnasta, ahora se van a enumerar otros materiales muy recomendables para la práctica de este deporte:

  • Toalla para el sudor: con el ejercicio se suda, es algo natural, ya que el cuerpo necesita desprender líquidos mediante la sudoración. Esta reacción permite regular la temperatura del cuerpo. Cuando se hace ejercicio, aumenta más la temperatura corporal y por ello el cuerpo suda para refrigerarse. Limpiar el sudor durante el ejercicio permitirá a la gimnasta sentirse más cómoda y limpia. Es un aspecto higiénico. Además, tener la piel seca durante la realización de ejercicios con aparatos permite que estos se adhiera mejor a las superficies corporales, sobre todo a las manos, las cuales suelen sudar mucho, tanto por el aumento de la temperatura corporal como por un aumento del estrés corporal y tensión al realizar los ejercicios y montajes. Asimismo, limpiar completamente el sudor de todo el cuerpo cuando se realiza ejercicios con cinta es fundamental para evitar que ésta se pegue a la piel en algún movimiento.
  • Rodilleras: es un material muy recomendable por el uso que se le da a la articulación de la rodilla, por lo que su protección en ciertos ejercicios será conveniente para evitar golpes y lesiones. Por ello, las rodilleras que se vayan a comprar deben de cumplir su función de protección, ser cómodas, seguras y acolchadas. Importante que amortigüen los impactos contra la superficie del suelo. Además, tienen que estar ajustadas a las rodillas, a la vez que deben ser flexibles y permitir la movilidad de la articulación en todo su recorrido. Por lo general un espesor de 1,5 cm es adecuado y aconsejable para su uso en la gimnasia rítmica. Por último, puntualizar que las rodilleras son un complemento deportivo para evitar dolencias, no con fines ortopédicos o fisioterapéuticos.
  • Cojín: un accesorio muy útil para la realización de ciertos ejercicios durante el entrenamiento y de ese modo evitar dañar zonas del cuerpo, sobre todo, en movimientos repetitivos que tienen contacto con el suelo. El cojín dará mayor confortabilidad a la gimnasta y permitirá aumentar su rendimiento sin daños, por ejemplo al abrirse de piernas en bancos o barras, trabajo de empeines, “placha”…Por otro lado, también existen ya cojines específicos para la zona de la espalda, utilizados por ejemplo cuando se realiza continuamente volteretas. Otro uso que los entrenadores pueden darle al cojín es como base inestabilizadora, para el trabajo de propiocepción y de equilibrios específicos. Hay que tener en cuenta que el cojín sea seguro, bien acolchado y adaptado a las necesidades de las gimnastas, además de mirar por la comodidad.

 

  • Banda elástica: es un material alternativo y muy utilizado en la actualidad. Su implantación en la gimnasia rítmica cada vez es mayor y se encuentra en la mayoría de las maletas de las gimnastas. Estos elásticos ayudarán y favorecer el estiramiento, algo fundamental en este deporte. Asimismo, será un complemento barato, de fácil adquisición, duradero, seguro y eficaz para trabajar la fuerza. Su uso permite aplicar resistencia a los músculos en la ejecución de ejercicios, muy útil para la parte de preparación física. Este implemento permite ofrecer la resistencia acorde a las necesidades de la gimnasta, sin necesidad de colocar peso. Las gimnastas pueden controlar la resistencia que van aportar al movimiento para hacerlo de manera siempre controlada y con una técnica correcta. Existe diferentes colores de bandas que corresponden a diferentes resistencias. Por ello sería recomendable preguntar a los entrenadores qué banda es la más adecuada para cada gimnasta según nivel y condición física.

 

  • Pesas: una herramienta introducida en este deporte con el fin de tonificar y fortalecer los músculos. Unos músculos fuertes disminuirá el riesgo de sufrir lesiones y aumentará el rendimiento. Se usan también para aumentar la potencia de salto, al ganar mayor masa muscular en la ejercitación de las piernas. Hay que tener cuidado con no descuidar la técnica de los ejercicios al aplicar un peso al trabajo. Además de saber seleccionar el peso que mejor conviene a cada gimnasta; hay que evitar la sobrecarga muscular y dar un buen uso a las pesas.

 

¡De nuestros amigos los aparatos hablaremos en otro post!

a
z
v
f
c

Behind the scenes of «Sorry Not Sorry»

Vivamus lacinia nibh dui, at lacinia ex interdum ut. Curabitur at aliquam libero. Proin commodo sed nisl ac consectetur. Vestibulum ac turpis in orci volutpat consequat. Mauris non ullamcorper dolor, non vehicula nibh. Sed malesuada justo quis risus vulputate porttitor. Duis ut imperdiet eros, vitae condimentum nis.

Alora ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Fusce malesuada quam diam, quis viverra arcu bibendum nec. Curabitur dictum maximus tincidunt. Pellentesque ultricies tempor felis, vel eleifend neque rutrum nec. Sed placerat maximus turpis eu hendrerit. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus. Donec quam lacus, aliquet sed urna sit amet ultrices posuere cubilia.

Nunc gravida ipsum at eros elementum, eu venenatis risus eleifend. Phasellus a dictum ipsum. Cras in vehicula purus, tincidunt rhoncus orci. Ut eget sodales orci. Curabitur sed porta odio. Pellentesque pellentesque tincidunt eleifend. Maecenas mattis vestibulum felis id tempor. Vestibulum ante ipsum primis in faucibus orci luctus et ultric.

Post a Comment