Polina, Polina y Polina.

Ya sabemos lo correcta que es en todo nuestra Polina, y no iba a ser menos en la elección del maillot para defender su ejercicio de pelota.

Para asistir a la World Cup de Guadalajara de este mismo año, Polina lució una malla perfectamente acorde con su música, que comienza con ritmo lento, de cuerda, perfecto para expresar. A la vez de lenta, es una melodía con carácter. Hacia la mitad del ejercicio, se percibe un cambio en la intensidad y el ritmo en el que participa un cajón flamenco.

Rojo, una pasión y carácter dulce y sutil

El color que evoca la pasión y el carácter en una mujer, siempre es el rojo, y en su malla está utilizado de manera muy sutil. Sobre un fondo nudé se distinguen dibujos tribales en color blanco que cubren el pecho y ligeramente la falda y la parte central. En un tono rojo muy brillante nos encontramos toques en el centro del pecho, lo que pudiera significar el corazón, el centro del cuerpo y parte del cuello, también su pelota es roja. Ayuda a cubrir y dar forma los miles de cristales y semiperlas que complementan el diseño.

Delicadeza y sutileza para nuestra gimnasia rítmica

El color blanco nos lleva a la delicadeza, como el inicio de su música, pero esas pinceladas rojas nos hacen averiguar, antes del desarrollo del ejercicio, un carácter personal que, posteriormente, Polina nos muestra con ese cambio de ritmo, incluso existe un cambio en su expresión corporal.

En resumen, Polina, una vez mas, lo ha vuelto a clavar.

Por Julia Martinez-Conde

Post a Comment